Red Bull es una de las bebidas energéticas más populares y vendidas en nuestro país, según la publicidad «revitaliza cuerpo y mente» y hay quienes tienen gran fe en las propiedades de este moderno brebaje, por el contrario en los últimos años se han publicado noticias (ver) y estudios (ver) que alertan de la peligrosidad de las bebidas energéticas. Como nosotros no nos fiamos de la publicidad nunca, ni tampoco de todos los estudios que se publican, hemos decidido analizar su fórmula,componente a componente, y evaluar la eficacia y la seguridad en base a la evidencia científica disponible.

red-bull-3

Ingredientes:

Agua, sacarosa, glucosa, citrato sódico, carbonato de magnesio, dióxido de carbono, ácido cítrico, taurina, cafeína, inositol, vitaminas ( niacina, ácido pantoténico, vit B6 y vit B12), aromas y colorantes.

1.- Taurina:

Es quizás el componente más conocido de Red Bull, químicamente es un derivado aminoácido que se encuentra de forma natural en muchos alimentos. Su nombre proviene de que fue aislada por primera vez de la bilis del toro. No se conocen con exactitud todas las funciones que realiza en el organismo, parece ser que participa en regulación de la ósmosis y en captar sustancias pro-oxidantes que pueden provocar daño celular. No se conocen estados carnciales ya que el organismo es capaz de sintetizarla por si mismo.

Varios estudios (ver) realizados con taurina y cafeína demostraron un mayor rendimiento psicomotriz y mayor resistencia física, si bien no sabemos si se puede atribuirse a la propia taurina, a la cafeína o a la mezcla de ambas. Hasta la fecha no se han encontrado pruebas de efectos secundarios a las dosis empleadas en las bebidas energéticas, si bien tan poco hay pruebas de que los suplementos de taurina aumenten el rendimiento físico o intelectual.

2.- Cafeína:

La cafeína es un alcaloide con propiedades estimulantes del metabolismo y del sistema nervioso central, reduce la fatiga física y activa el estado de alerta mental. A dosis bajas se puede considerar inocuo, o incluso beneficioso en algunas situaciones. Se encuentra de forma natural en la semilla del café, hoja del té, cacao, mate, guaraná…

Los efectos de la cafeína varían mucho de unas personas a otras, por lo que a priori es difícil establecer una dósis mínima eficaz. Cada lata de Red Bull contiene 80 mg de cafeína (una cantidad similar a la de una taza de café), de modo que si no se consume más de una lata no son de esperar ningún tipo de efectos secundarios. Con dosis de 250mg/día (3 latas) podría aparecer insomnio, nerviosismo, excitación o problemas gastrointestinales. Con dosis mayores a 1g/día pueden surgir arritmias cardíacas, pánico, ansiedad, contracciones musculares involuntarias. Las autoridades sanitarias han lanzado comunicados alertando del riesgo para la salud que suponen las bebidas energéticas por sus las altas cantidades de cafeína que incorporan algunas de ellas, especialmente en niños y jóvenes (ver). No existe evidencia clara de que el consumo moderado de cafeína sea perjudicial para ningún aspecto de la salud en adultos sanos.

Molecula Cafeina

3.- Inositol:

Compuesto orgánico presente de forma natural y en pequeñas cantidades en las membranas celulares y que está implicado en varios procesos de transmisión de señales. Está presente en gran cantidad de alimentos de origen animal y vegetal, además el cuerpo es capaz de sintetizarlos por si mismo por lo cual no existen deficiencias. Se ha empleado en altas dosis para tratar diversos trastornos psicológicos (depresión, trastorno bipolar y otros) pero sin éxito. No se le conocen efectos secundarios ni se le pueden tampoco atribuir propiedades beneficiosas en base a los limitados estudios realizados hasta la fecha.

4.- Vitaminas:

Red Bull contiene varias vitaminas, ninguna de ellas aporta energía extra ni mejora el rendimiento físico o mental a no ser que la persona tuviese algún déficit previo de alguna de ellas. Las carencias de vitaminas en nuestra sociedad son extremadamente raras por lo que su adición a las bebidas energéticas no les confiere ninguna propiedad.

5.- Glucosa y sacarosa:

Estos carbohidratos seguramente sean lo único que realmente aporta energía en una lata de Red Bull. La glucosa es el combustible por excelencia para todas las células del cuerpo humano y las bebidas energéticas la aportan en cantidades importantes. Cada lata de 250ml aporta 135 Kcal, una cantidad nada despreciable, y que debe ser tenida en cuenta por quienes quieran cuidar su peso. Obviamente se desaconseja su consumo en diabéticos.

El resto de componentes son aditivos para mejorar el sabor, correctores de acidez, conservantes, etc.

Conclusión:

Las propiedades que se le atribuyen a estas bebidas son falsas o como mínimo muy exageradas, y todas las mejoras en el rendimiento físico o intelectual observadas deben ser atribuidas a la presencia de cafeína. Por otra parte es justo señalar que su consumo sea probablemente seguro siempre que se haga con moderación, de forma esporádica y en adultos sanos.

Autor: Roi Cal Seijas

Licenciado en Farmacia